Impresión offset - Bluer Medio Ambiente, S.L.

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Impresión offset

Aplicaciones

El proceso de impresión offset se basa en alimentar papel en continuo desde una bobina a la máquina para que vaya pasando sucesivamente por los diferentes cuerpos de impresión donde se reproduce la imagen.

La tinta que se aplica a este proceso seca por calor y, por tanto, la banda de papel debe pasar, una vez impresa, por un horno.

Después de esta etapa, la banda de papel se enfría, se rehumidifica y se prepara para pasar a la etapa de cortado, plegado y encolado, si así lo requiere el trabajo.

Las etapas fundamentales del proceso son:

  • Alimentación de papel. Equipo de desbobinado del papel con diferentes rodillos de compensación de tensiones y cambio de bobina de papel automatizado.

  • Impresión. En cada cuerpo de impresión se coloca una plancha de aluminio que está en contacto con rodillos mojadores y rodillos entintadores para transferir agua y tinta a la plancha y así completar el proceso de impresión planográfico característico del sistema offset. También se coloca una mantilla de caucho (elemento intermedio, dado que el sistema offset es una impresión indirecta) que permite la transferencia de la imagen de la plancha al papel.

  • Secado acelerado. El horno realiza un proceso de secado mediante calor que estabiliza la tinta de forma que la banda de papel sea manipulable inmediatamente.

  • Reacondicionamiento de la banda de papel. Enfriamiento de la banda y rehumidificación, para evitar el agrietamiento del papel en las posteriores etapas de plegado. Se consigue aquí la estabilización de la impresión. El proceso tiene lugar de forma continua, con aplicación de agua y silicona. En esta etapa no se producen emisiones gasesosas, ya que le proceso se lleva a cabo en recirculación.

  • Etapas auxiliares. Corte de la banda, plegado y encolado, en caso necesario, apilado y paletizado.En las etapas de impresión y secado, se evaporan los disolventes orgánicos que forman parte de la composición de las tintas aplicadas. Por tanto, es necesario un sistema de extracción para retirar estos disolventes del interior de las rotativas y del horno.


Se genera así un caudal importante de gases que están a una temperatura de unos 120 ºC y que contienen unos 2 g/Nm³ de compuestos orgánicos. Por tanto, será necesario depurarlos antes de emitirlos a la atmósfera.

De todos los sistemas disponibles, el termorreactor es el más adecuado para llevar a cabo la depuración, debido a que es capaz de conseguir un funcionamiento autotérmico con sólo esos 2 g/Nm³ de compuestos orgánicos. Por tanto, la depuración se llevará a cabo sin consumo energético.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal